hoy tenía que ser.

hace pila de tiempo que tengo ganas.
ayer decía que era otra forma de exteriorizar esta maldita ansiedad que llevo dentro.

domingo, 20 de junio de 2010

Cuestión de piel.





Hace rato ya que vengo indagando el tema, supongo que varios ya estamos concientizados.
Hace un par de años, comenzamos a tenerlo en cuenta los metidos en el mundo de la moda y el consumo, aprendimos lo que era la movida verde, (si obviamente muchos ya lo tenían clarísimo, a lo que voy es que empezó a ser cool ser verde).
Mucha gente se volvió vegetariana, compra de ropa usada, revalorización de antiguas costumbres (dicho que repetí pila y llegué lejos). Concientización. Menos bolsas de plástico, tener una chismosa en casa era lo más. Moda lenta. Consumo cuidadoso.
(Una vez escribí, acerca del consumo, la velocidad y la moda verde:
En estos tiempos hipermodernos, donde las proyecciones futuras son imposibles, y el miedo al mismo es inminente, pobladores y vividores de este mundo activo y con una velocidad imparable, comenzamos a concientizarnos y a cuidar los recursos, debido a que, a mi forma de ver las cosas... si no lo hacemos... si no bajamos la velocidad, el caos nos va a desbordar, no queda otra.

Comienzan cambios, metamorfosis de paradigmas y de valores. Todo el tiempo lidiamos con la ambivalencia: estamos en tránsito, sin un lugar de referencia y a la vez necesitamos protección, volver a casa. La velocidad es una constante, la requerimos y a la vez queremos poner un freno a todo esto.

Bajamos la velocidad, aparecen los nuevos lujos, tomarse el tiempo es uno de los más requeridos. Comenzamos a valorar la antigua cotidianeidad, transformada hoy en tesoro. Comenzamos a vivir una resignificación del pasado y una supervaloración de viejas tradiciones que habían quedado de lado...

Pequeñas cosas y detalles son los que más nos satisfacen, el tiempo es un privilegio.
El consumo está cambiando, la compra es más meditada, se busca un valor emocional en las prendas y objetos. Las ferias son las elegidas para encontrar los antiguos tesoros.
Caminar, ver los detalles y la arquitectura de la ciudad que observamos todos los días pero no miramos, reconociendo nuestra identidad, es otro lujo....)
Bueno me acordé de eso, que mucho tiene que ver.
El tema eco friendly hace tiempo que está en mi cabeza y en la de varios. Subestimando, supongo, creí que le llegaba a menos gente de lo q imaginaba. Claro, sabía que se estaba instalando, si, pero no a tal medida, hasta el sábado a la noche... el sábado sustentable.
El sábado nos juntamos a cenar con 4 amigas (hamburguesas al pan, ninguna es tan cool como para ser vegetariana). Luego de la cena salimos, dos abandonaron la salida... y salí, como ya es repetido, "mano a mano" con mi amiga Lau. Dijimos que si salíamos nos poníamos una prenda Valuchi, pero no lo hicimos, no daba.... Salimos.... ingenuamente vestidas ella de piel y yo de campera de cuerina... sin imaginar las repercusiones q ello tendría.
Sin siquiera saberlo hicimos como un test sociológico.
Recorrimos varios boliches, ya que ninguno nos llenaba el alma, pero en cada uno de ellos, desde barrios distintos en la ciudad, por lo ÚNICO que se acercaba la gente (hombres y mujeres) era para preguntar si la piel era sintética. De discusiones y reflexiones se dio la noche.
*Ah si, mataste a un animal... no lo maté es sintético.
*Puedo tocar? si. Es sintético, no? (con cara de miedo, como si estuvieran tocando una asesina)
si es sintético...
aaahhhhhhhhhhh.
*Buena campera eh! es de verdad? no, es sintético.
*Sos vegetariana? no, y la piel es sintética
*Mirá! es cómo si tuvieras una vaca encima! no, es sintético.
*Es cómo cuando te colgás un collar de semillas, semillas q son vegetales, es lo mismo (esta me hablaba a mi)... yo: no sé si es tan así, de todas maneras la piel de mi amiga es sintética y odio los collares de semillas.
Una que otra vez... se referían a mi (a mi no, a mi campera) y decían... y eso... cuero? no, cuerina. (Justo cambié la campera de cuero por esta, sino diosss, que culpa).
Llegó a ser agotador, mi amiga Lau se sintió mal, apenas veía que alguien la observaba y asomaba su mano, miraba con cara de desahuciada y repetía : SINTÉTICO! SINTÉTICO!.
Lau comenta: "sin duda lo mas comentado de la noche: el fukin tapado de piel! si llevo pieles porque me sientan barbaras! no mato animnales, es SINTETICA! abrigadita y muuy linda, ta loco dejenme llevar pieles"

Realmente quedé impresionada de la repercusión y de la "concientización"... (podemos discutir rato sobre si es mejor sintético o "de verdad", la idea es contar una anécdota) estoy segura que en otro momento la preocupación sería otra, no si la piel era sintética.
Estoy segura que en otro momento vendrían a decirnos lo buenas que estamos y si queremos bailar, tomar algo, cómo te llamás? de qué signo sos? venís siempre acá? ah ese corte de pelo eh, qué música escuchás?
Ahora tenemos que recurrir a las pieles estas de mierda...





domingo, 13 de junio de 2010

profesión: diseñadora.



De abuela modista y madre que siempre se hacía su propia ropa, creciendo entre telas y máquinas de coser, cuando me preguntaban qué quería ser cuando sea grande, la respuesta era: peluquera.

Me pasaba tardes alisando los rulos cerradísimos de mi madre y soñando con el gran salón de belleza.

Tal así, que fui creciendo y al tener que tomar una de las decisiones más importantes (y en ese momento, casi definitivas) de mi vida, cuando tuve que elegir la orientación que seguiría en secundaria, la opción fue: arquitectura.

Entré en facultad (de arquitectura, claro). Tres años hice, sabiendo que, en realidad, volvería al comienzo, a las telas, las máquinas de coser, a crear y sería: diseñadora. Arquitectura me gustaba, me gusta y siempre digo, cada mes, que voy a retomar… voy a hacerlo en algún momento.

Me convertí en diseñadora descubriendo que es una de las cosas que más pasión me genera, me llena el alma. Me da felicidad. Ahora ya me recibí y trabajo de lo que amo.

En el trayecto, conocí personas que eran de la misma familia que yo, apasionados en lo que hacían y enormes talentos. Intento organizar reuniones cada tanto pensando que “esto no puede quedar aca”, esto tiene que seguir. Soy una convencida que las personas coinciden en momentos por algo, nada es al azar.



viernes, 11 de junio de 2010

hace un par de meses.


mandó curriculum.


fue a la entrevista.


esperó el llamado.

la llamaron.
































domingo, 6 de junio de 2010

cenicienta.


Empecé a dibujar a unas personas que quiero pila... (bueno, inspirarme de esas personas para hacer el dibujo, porq ya sabemos que los personajes son de ficcion y que cualquier similtud con la realidad es pura coincidencia) Me costaron algunos personajes y llegué a contracturarme. Mientras intentaba dibujar, hablaba por medio de la computadora, me servía el plato de lentejas y pensaba q era domingo... calculaba por cuántas horas más podría seguir dibujando, para poder dormir lo que corresponde y mañana, lunes, empezar bien la semana. Igual siempre me cuesta más el martes que el lunes.
Estoy re pasada de hora, mi hora es la una.
No puedo escribir sobre esas personas si no tengo el dibujo, no me desestructures!. Mañana lo hago.